A navajazos por el amor de una artajana (1925)

Vaya año el de 1925 en la aldea de Artaj. Ya he relatado el doble homicidio que ocurrió en mayo de 1925 a las puertas de la taberna de Artaj. Parece algo “muy gordo” para una aldea “tan pequeñita” como la nuestra pero… “jopelines“, es que aun hay más!!!!!.

Tres meses antes, el 2 de febrero de 1925, dos jovenes de Artaj se liaron, pero bien liados, por una moza del pueblo. ¿Que tendría esta moza -según dicen las crónicas “muy agraciada“-, (o es que escaseaban mucho las mujeres en la aldea y las hormonas se dispararon ese año), para que se liara tan gorda?: muertes, heridos, detenidos. Tal vez estos hechos fueran los desencadenantes del doble homicidio que ocurrió posteriormente, en mayo.

La Correspondencia de Valencia“, el viernes 6 de febrero de 1925 se hizo eco de este sangriento suceso con el título “Homicidio y detención“:

LaCorrespondenciaValencia_06-02-1925

Homicidio y detención

Por rivalidades amorosas discutieron en la Aldea de Artaj los vecinos Domingo Pradas Escuder y Marcos Orero Gil, de 27 y 24 años de edad respectivamente, ambos labradores.
De las palabras pasaron a los hechos, resultando el primero muerto, y gravemente herido el segundo, a consecuencia de las heridas que se produjeron por arma blanca.
La benemerita del puesto de VIllar practicó pesquisas, dando estas por resultado la detención de Francisco Pradas Escuder y Fausto Moreno Pradas, el primero de estos hermano del muerto, quienes tomaron parte en la reyerta de aquellos.
La autoridad judicial incoó diligencias, ordenando el ingreso de ambos individuos en la cárcel del partido.

Con el título POR UNA MUJER, el periódico “las Provincias“, el sábado 7 de febrero de 1925 también nos cuenta los hechos

Reyerta_LasProvincias07-02-1925

En aldea Artaj, término municipal de Andilla, ocurrió el día 2 un sangriento suceso que causó honda impresión en el vecindario.
En dicha Aldea vive en compañia de sus padres, una agraciada joven, a la que requerían de amores dos mozos de 27 y 24 años, llamados Domingo Pradas Escuder y Marcos Orero Gil.
Las relaciones de amistad entre los dos jovenes eran tan poco cordiales, debido a la rivalidad amorosa, que muchas veces tuvieron que intervenir vecinos y amigos para evitar un disgusto serio.
Desgraciadamente, ninguno de los dos cejaba en su porfía, y el lunes, día 2, despues de una discusión acaloradisima, quedaron desafiados. Dicho desafío lo llevaron a efecto aquella misma noche, a las diez, en las afueras de la Aldea, donde después de una lucha salvaje, quedó muerto Domingo y gravísimamente herido Marcos.
Enterada la Guardia Civil, efectuó las correspondientes diligencias, deteniendo a Francisco Pradas y Fausto Moreno, que parecen complicados en el asunto, ingresándolos en la carcel del partido.

Este mismo relato lo publicaba con el titulo Celos mal reprimidos, el Periodico “el Pueblo“, el mismo día sábado 7 de febrero de 1925

ElPueblo-diario-republicano-07-02-1925

No sabemos si la chica se quedó al final compuesta y sin novio. Habrá que indagar más.

NOTA: Me ha llamado la atención la publicidad de “preservativos” que aparece en esta pagina del periodico EL Pueblo. Estamos hablando de 1925. La tienda que los vendia (en la Calle San Vicente 164) tenía una “Entrada muy reservada por la escalerilla”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *