Fumaria officinalis

fumaria_officinalis_1Fumaria officinalis, comúnmente llamada fumaria, palomilla o sangre de Cristo, es una planta herbácea anual cuyo nombre de “fumaria” deriva del latín fumus (humo), posiblemente debido a que su zumo provoca un intenso lagrimeo, como si se tratara de humo, así como por su olor, que también se le parece. Puede encontrarse silvestre en lugares cultivados y improductivos de naturaleza calcárea. Florece de febrero a junio (esta foto está tomada el 31 de marzo en el camino de las balsas)

Las flores son zigomorfas, de 7-9 mm de largo. Cuatro pétalos rosados, de punta negruzca, uno de ellos desarrollado en un espolón bursiforme. Corola de alrededor del triple del largo de los sépalos. Dos sépalos, con bordes irregularmente dentados. Dos estambres (ambos realmente consisten en un estambre completo y dos mitades, de modo que los estambres originalmente eran cuatro). Pistilo formado por dos carpelos unidos. Inflorescencia en forma de racimo de 20 flores. Hojas compuestas con foliolos lanceolados y planos, de 1 cm de anchura. Brácteas más cortas que los pedúnculos florales. Frutos redondeados con un costado llano o ahondado.

La parte a recolectar es la planta florida y se efectúa al comenzar la floración -entre abril y junio-, procediendo posteriormente a una desecación rápida y a la sombra para conservar así el color de las flores.

Posee ácido fumárico y ácidos fenólicos, como el cafeico y protocatéquico. Contiene asimismo flavonoides derivados del quercetol, que le proporcionan acción espasmolítica, colerética y colagoga, por lo que se emplea en disquinesias biliares, colecistitis, colelitiasis, cirrosis, hiperlipidemias y procesos que cursan con arteriosclerosis. Tiene asimismo alcaloides, entre los que se encuentra la protopina -también llamada fumarina- que le confiere acción antihistamínica, antiasmática, antiinflamatoria y antiserotonínica.

Además, podemos encontrar sales potásicas que le dan acción como diurético y depurativo. Se ha observado una actividad cardiotónica y antiarrítmica, por lo que su empleo en hipertensión, oliguria, urolitiasis y edemas resulta también apropiado.

Su sabor amargo se debe a la presencia de taninos, por lo que es difícil de eliminar.

Aplicaciones terapéuticas: Se utiliza para regular la función hepática, como diurético y como laxante. Asímismo se utiliza en ciertas afecciones cardiovasculares y del sistema nervioso. Por vía externa, sirve para tratar la costra láctea, llamada así porque aparece en el cuero cabelludo de algunos recién nacidos. Sus flores se pueden tomar en infusión ligera, para aliviar el dolor de cabeza.

Aunque a dosis normales no es tóxica, a dosis elevadas produce un efecto similar al del curare, por lo que conviene ser prudente y evitar la sobredosificación. No olvidar que pertenece a las papaveráceas, familia que cuenta con varias especies tóxicas (por ejemplo, la adormidera (Papaver somniferum).

Aplicaciones mágicas: Asociada al elemento Tierra, se le suponía la virtud de atraer el dinero. Una infusión de fumaria, salpicada por toda la casa una vez a la semana, se decía que atraía el dinero. Como otras plantas con esta misma finalidad, también se utilizaba para exorcizar los malos espíritus.

Nombre común: Buche de paloma, camisita de la virgen, camisitas del Niño Jesús, capa de reina, conejillos, conejitos, cuello de paloma, fumaria, fumaria oficinal, fumoterra, fumusterra, gitanilla, gitanillas, gitanillos, hierba de conejo, hierba del conejo, minutisa, palomilla, palomilla común, palomilla oficinal, palomina, pamplina impropiamente, pamplinga, pañalitos del Niño Jesús, penitentes, perejil, perejil de borrico, piececitos, sangre de Cristo, sangre de toro, señorina real, yerba colorada, zapaticos, zapaticos de la Virgen, zapaticos del Niño Jesús, zapaticos del Señor, zapaticos de Nuestro Señor, zapaticos de San José, zapatitos, zapatitos del Niño Jesús.

fumaria_officinalis_2

Clasificación científica

Fumaria officinalis
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Ranunculales
Familia: Papaveraceae
Subfamilia: Fumarioideae
Tribu: Fumarieae
Género: Fumaria
Especie: F. officinalis
Nombre binomial
Fumaria officinalisL., Sp.Pl., vol. 2 p. 700, 1753[1], non Chaub., 1838 nec Hohen., 1833 nec Burm.f., 1768.

Un pensamiento en “Fumaria officinalis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *